¿Del tirano? del tirano di todo,¡di más!;
y clava con furia de mano esclava
sobre su oprobio al tirano.
¿Del error? Pues del error di el antro,
di las veredas oscuras:
di cuanto puedas del tirano y del error.
José Martí


PARA CUBA LIBERTAD / FREEDOM FOR CUBA!!. IT'S TIME!!!

PARA CUBA LIBERTAD / FREEDOM FOR CUBA!!. IT'S TIME!!!

Sunday, December 18, 2011

"MULAS" ... PARECE QUE SE LES ESTA PONIENDO LA COSA FEA.

Falta un poco para ver los resultados de todas estas gestiones y que la propuesta pase o sea vetada, pero creo que las "mulas" ya están temblando. Las agencias de viajes a Cuba y todos los pro-castristas que viven de la mejor manera a costa de los viajes de placer a la isla, y lucran con todo esto, ya deben estar atacando por todas las vías. En fin, creo que les va quedando poco.

Medida limitaría los viajes y las remesas a Cuba
Juan O. Tamayo (Tomado de El Nuevo Herald)

Fue propuesta por el representante republicano Mario Diaz-Balart y está incluida en un enorme proyecto de ley de gastos del gobierno.Una campaña para reforzar con dureza las restricciones a los viajes y las remesas de los cubanoamericanos a sus familiares en la isla es objeto en estos momentos de negociaciones de último momento en el Congreso como parte de un enorme proyecto de ley de gastos del gobierno.
No está clara aún la forma exacta en que se reforzarían las restricciones si la cláusula añadida a un proyecto de ley de gastos por parte del representante Mario Diaz-Balart es aprobada en el Congreso, como pronostican miembros del Congreso y reportes de prensa.
Ayudantes congresuales afirman que las restricciones regresarían al nivel establecido por el presidente George W. Bush en el 2008: sólo un viaje cada tres años para “reuniones familiares”, un límite de $1,200 al año a las remesas y una definición más estrecha de “familia”. Otros dicen que regresarían al nivel algo más relajado de la época de Clinton, que permitían un viaje al año y remesas mayores.
Pero está claro que la cláusula de Diaz-Balart preocupa a los partidarios de la decisión del presidente Barack Obama en el 2009 de eliminar prácticamente toda restricción a los viajes y remesas de los cubanoamericanos a la isla.
“Mi preocupación es que esto continúa vivito y coleando”, declaró el representante José E. Serrano, demócrata de Nueva York, quien ha luchado durante años por reducir o abolir todas las sanciones de Estados Unidos al gobierno cubano.
“Algunos demócratas que respaldan la política de la administración [sobre los viajes a Cuba] parecían resignados al fracaso”, indicó una información de la agencia Associated Press sobre las negociaciones a puertas cerradas sobre el proyecto de ley de gastos, de vasto alcance.
Otro reporte de los medios de prensa aseguró que “parecía probable que los legisladores anticastristas ganarán concesiones que debilitarían los esfuerzos de la administración por relajar las restricciones a los inmigrantes cubanos de viajar a la isla”.
Algunos demócratas de la Cámara y el Senado prefieren no ser vistos favoreciendo el aumento de los viajes a Cuba en un momento en que La Habana ha estado aumentando la represión a los disidentes y mantiene en la cárcel a un contratista del gobierno estadounidense, declaró el ayudante de un senador republicano.
“Alan Gross y las palizas dadas a los disidentes hacen difícil al miembro promedio del Congreso apoyar gestos de buena voluntad hacia Cuba”, explicó el ayudante, quien pidió conservar el anonimato ya que no estaba autorizado a hacer comentarios sobre el tema.
Gross está cumpliendo una condena de 15 años por cargos de violar las leyes nacionales de seguridad de Cuba al entregar un teléfono satelital a la comunidad judía de la isla para que tuviera un mejor acceso a internet.
La cláusula de Diaz-Balart tendrá que sobrevivir las arduas negociaciones entre la Cámara, controlada por los republicanos, y el Senado, bajo control demócrata, que se espera concluyan antes del fin de año.
Obama amenazó además con vetar toda reversión de su política hacia Cuba.
Algunas de las cláusulas más controversiales del proyecto de ley de gastos habían sido eliminadas para el martes, a medida que avanzaban las negociaciones.
Pero Harry Reid, líder de la mayoría del Senado, declaró el martes que “algunos temas importantes no se han resuelto aún, algunos asuntos de política exterior, incluyendo los de Cuba”.
El secretario de prensa de la Casa Blanca Jay Carney dijo que todavía hay “asuntos a resolver en el proyecto de ley de gastos”, incluyendo “intentos de adosarle cláusulas sobre nuestras metas de política extranjera, el medioambiente y otras áreas”.
La medida de Diaz-Balart fue aprobada por una comisión de la Cámara este verano como cláusula de un proyecto de ley de gastos del Tesoro que fue luego combinado con otros ocho proyectos de ley de gastos hasta formar la enorme medida que está ahora en proceso de negociaciones.
Los viajes legales a la isla de los cubanoamericanos aumentaron drásticamente luego de que Obama eliminara las restricciones en el 2009, aunque muchos cubanoamericanos habían estado yendo ilegalmente a la isla a través de terceros países.
La abogada de Miami Aidil Oscariz aseguró que la medida de Diaz-Balart “está en contra de mis derechos constitucionales de viajar, mis derechos a la asociación libre, y viola derechos humanos elementales. Yo tengo un problema muy serio con eso”.
Oscariz, de 35 años, comentó que ella nació en Cuba y fue traída a Miami cuando tenía 3 años. Regresó nueve o 10 veces a visitar a sus tías y un tío, ahora fallecido.
Pero durante la administración de Bush las tías y el tío no se ajustaban a la definición de “familia”, y ella no podía visitarlos. Desde que Obama asumió la presidencia, ha viajado dos veces.
“Yo tenía esperanzas de ir pronto. Creo que es mejor que vaya enseguida”, señaló Oscariz. “Revertir [las regulaciones] sería una crueldad. No es justo para los cubanos: a nadie más se le decide a qué familiares puede visitar”.
Los pasajeros en los viajes directos legales de EEUU a los aeropuertos cubanos aumentaron en un 60 por ciento del 2009 al 2010 --de 2003 a 323,000-- declaró Armando García, presidente de la agencia de viajes Marazul, radicada en Miami.
La cláusula de Diaz Balart, añadió García, “va a tener un efecto devastador en esta comunidad. Esto traerá consigo el retorno de la crueldad”.
Vivian Mannerud, fundadora y presidenta de Airline Brokers, que fleta además vuelos chárter a la isla, agregó que la cláusula de Diaz-Balart costaría a la economía del sur de la Florida millones de dólares en empleos perdidos en la industria de los viajes, así como tarifas cobradas en Miami.
Aumentar las restricciones no hará otra cosa que obligar a los cubanoamericanos a viajar ilegalmente a través de terceros países, añadió, vertiendo más dinero directamente en las arcas de la agencia Havanatour, controlada por el gobierno cubano.
Bajo la administración de Obama, los cubanoamericanos pueden viajar a la isla y enviar a sus familiares todo el dinero que quieran. Algunos han estado yendo a Cuba una vez al mes para ocuparse de parientes enfermos.
Irónicamente, la cláusula de Diaz-Balart no tendría impacto alguno sobre el número de estadounidenses de origen no cubano que viajan a la isla, ya que estos viajes “de pueblo a pueblo” están cubiertos por una sección diferente de las sanciones de EEUU a Cuba.
“Ellos van a limitar los viajes de los cubanoamericanos, pero ¿qué pasa con los viajes de pueblo a pueblo?”, dijo Teo Babun, quien dirige una agencia sin afán de lucro que organiza visitas humanitarias a Cuba. “¿Van a dejar que vayan estadounidenses, pero no los cubanos?”
La redactora de The Miami Herald Frances Robles y la redactora de McClatchy en Washington Erika Bolstad contribuyeron a este reportaje

Read more: El Nuevo Herald

Tomado de La Curra de Cuba

No comments:

Post a Comment

There was an error in this gadget

Like It !!!

Suscribete aqui para recibir mis post en tu email

Email me/ Escribeme

belkisbigles@gmail.com
C UBA nos une en extranjero suelo,
Auras de Cuba nuestro amor desea:
Cuba es tu corazón, Cuba es mi cielo,
Cuba en tu libro mi palabra sea.

Jose Martí