¿Del tirano? del tirano di todo,¡di más!;
y clava con furia de mano esclava
sobre su oprobio al tirano.
¿Del error? Pues del error di el antro,
di las veredas oscuras:
di cuanto puedas del tirano y del error.
José Martí


PARA CUBA LIBERTAD / FREEDOM FOR CUBA!!. IT'S TIME!!!

PARA CUBA LIBERTAD / FREEDOM FOR CUBA!!. IT'S TIME!!!

Friday, May 6, 2011

El atropello como profilaxis

| Por José Hugo Fernández
 
 
 
 LA HABANA, Cuba, mayo (www.cubanet.org) – Mientras más frecuentemente se repiten por estos días las palizas a los disidentes cubanos, con impunidad y ensañamiento revigorizados, más en entredicho queda la moral de los amiguetes del régimen, sean eclesiásticos de La Habana o Roma, sean gobernantes, políticos, artistas o intelectuales del mundo. Arrastrar y patear en horda a una mujer -o a cualquier persona desvalida, pero muy en especial a una mujer- es una acción miserable y cavernícola, contraria a toda forma de decencia y ajena a los principios de la civilización.
De igual manera, hacer la vista gorda ante tal salvajismo es algo que nada tiene que ver con posiciones ideológicas o normas diplomáticas. Es una desvergüenza.
Defendiéndose a coletazos como caimán en el cepo, o como toda dictadura que se reconoce en ruinas, el régimen demuestra no estar dispuesto a considerar ninguna otra alternativa que no sea el incremento del cuero para la oposición pacífica. Hoy más que nunca, y con sobradas razones, le aterra que sus demandas de libertad y progreso económico puedan encontrar eco entre la población.
No en balde ha resuelto echarle encima a las fuerzas represoras, que actúan bajo el evidente mandato de no permitir brotes de protesta, ni a la menor escala, aunque se vean precisadas a la aplicación del atropello como profilaxis.
Bajo la estúpida consigna de que la calle es de Fidel, el régimen no se cuida de guardar las formas. Lo anuncia en sus discursos. Otorga amparo oficial y público a las hordas destinadas a darles tranca a personas indefensas, cuyo único delito es no simpatizar con su poder, que tiraniza y hunde a Cuba en la miseria.
En tanto, los progres de Europa y los Estados Unidos miran hacia otro lado. Los ¿demócratas? latinoamericanos sueñan con ser como nuestros caciques cuando sean grandes. Los obispos santifican. Y la prensa internacional da la muela en torno a los pobres remedios de urgencia (ellos les llaman “reformas”) que presumiblemente se adoptaron en el sexto congreso del partido comunista cubano.


Nota: Los libros de este autor pueden ser adquiridos en la siguiente dirección: http://www.amazon.com/-/e/B003DYC1R0

No comments:

Post a Comment

There was an error in this gadget

Like It !!!

Suscribete aqui para recibir mis post en tu email

Email me/ Escribeme

belkisbigles@gmail.com
C UBA nos une en extranjero suelo,
Auras de Cuba nuestro amor desea:
Cuba es tu corazón, Cuba es mi cielo,
Cuba en tu libro mi palabra sea.

Jose Martí